Síntomas

El tiempo de aparición de los síntomas de la Sífilis puede variar, normalmente se pueden detectar las primeras señales de esta enfermedad en un promedio de 20 días desde el contagio, estas son variadas y se confunden muy fácilmente con las de otras enfermedades menos graves, razón por la que se le llamaba anteriormente (antes de la aparición de exámenes más precisos) "La gran imitadora".

 

Al ser una enfermedad que se presenta en diferentes etapas, sus síntomas van variando a medida que progresa la enfermedad, su progreso se divide en tres etapas, las cuales explicaremos a continuación:

 

Fase Primaria

Se da entre los primeros 10 días y 6 semanas de incubación de la enfermedad, consiste en la aparición de una lesión en la piel menor de 1cm de diámetro, de bordes bien definidos que se conoce como pápula dérmica en la zona de inoculación (la boca, el pene, la vagina o el ano).

 

Fase Secundaria

Se puede presentar hasta 18 meses después de desaparecida la lesión en la piel, en esta etapa aparecen los llamados clavos sifilíticos en las palmas de las manos y en la planta de los pies. También se presenta fiebre, dolor de garganta, de articulaciones, pérdida de peso, caída del cabello, dolor de cabeza y falta de apetito.

Entre un 50% y 70% de las personas enfermas con sífilis no llegan a la etapa latente o Fase terciaria si reciben el tratamiento necesario a tiempo.

 

Fase Terciaria

Es la etapa avanzada o latente de la sífilis, se puede presentar incluso hasta 20 años después de iniciada la infección.

Los síntomas más graves y significativos de esta etapa son parálisis, ceguera gradual, dificultad para coordinar los movimientos musculares y demencia.

Los pacientes que no han recibido el tratamiento correcto o a tiempo de esta enfermedad corren el riesgo de sufrir lesiones graves en el sistema nervioso así como problemas del corazón. Dejada sin tratar la Sífilis puede llevar a la muerte.

Anuncios